El Credo completo , origen del credo de Niceno

El Credo completo

La palabra Credo proviene de la palabra en latín credo, cuyo significado es Yo creo.

Este es una oración que contienen una síntesis de nuestras principales creencias. En la Iglesia por lo general se recitan el credo de los Apóstoles y el Niceno.

El Credo completo es el Niceno, el cual fue redactado en el año 325 por los obispos que estaban comenzando en la Iglesia, luego realizaron otro concilio en el año 381,

ambas fueron en Nicea, que actualmente es Turquía, donde se le incluyeron algunas modificaciones.

¿Qué es el credo ?

Es una oración que representa en forma de resume la fe cristiana y se recita por todos los presentes en los servicios de la Sagrada Eucaristía

y en todas las misas de las Iglesias católicas.

El credo completo lleva por nombre niceno – constantinopolitano y representa el símbolo de la fe, este ha sido aceptado por la Iglesia católica, las Iglesias ortodoxas bizantinas,

las Iglesias ortodoxas orientales, la Iglesia del Oriente que actualmente se dividen en Iglesia asiria del Oriente y Antigua Iglesia del Oriente, la anglicana y casi todas las Iglesias protestantes.

el credo completo

Origen del Credo

El credo completo fue escrito basándose en los textos sagrados, pero no está completamente en la Biblia, lo obispos que lo redactaron querían plasmar los principios más relevantes de la fe cristiana,

los cuales se fundamentan en los Evangelios y en las Cartas apostólicas.

En el credo están descritas todas las creencias que tienen los devotos de la Iglesia Católica, Apostólica y Romana.

Esta oración debe rezarse en todas las misas después haber escuchado el santo evangelio, todos los presentes deben estar de pie, ya que esta es una manifestación de la fe cristiana.

Recite el Credo

Creo en la existencia de un solo Dios, que es el Padre todopoderoso y eterno, el que creo el cielo y la tierra, creador de lo invisible y lo visible. Creo en que hay un solo Señor, Jesucristo,

Hijo único de Dios, nació del Padre primero que todos los siglos: el Dios de Dios, Luz de Luz, Dios verdadero de Dios verdadero.

Fue engendrado de la naturaleza del Padre, que fue el que hizo todo, no fue creado; descendió del cielo solo para salvarnos a nosotros lo hombres.

Por obra y gracia del Espíritu Santo se encarnó en María, la Virgen, se hizo hombre; y por culpa de nosotros lo crucificaron bajo el mando de Poncio Pilato.

Sufrió mucho, lo sepultaron, al tercer día resucito, de acuerdo a las Santas Escrituras, y subió al cielo, donde ese encuentra sentado a la derecha del Padre;

para venir luego con gloria para juzgar a vivos y muertos, y su reino jamás se terminará.

Creo en el Espíritu Santo, Señor que da vida, procede del Padre y del Hijo, que junto con el Padre y el Hijo recibe el mismo fervor y gloria, además habló por los profetas.

Creo en la Iglesia, que es una sola, santa, católica y apostólica.

Confieso que hay un solo bautismo que perdona los pecados. Espero por la resurrección de los muertos y la vida futura.

Oraciones a san expedito

Horarios de la santa misa

Gloria oración

La oración del Credo

Credo católico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *